AWEC

10 consejos para mejorar la navegación del sitio web y facilitar la búsqueda de información.

Giovanni Luciano Zuñiga Sanchez
julio 31, 2023

La navegación del sitio web.

Es uno de los aspectos más importantes para ofrecer una buena experiencia de usuario y aumentar las conversiones. Una navegación clara, intuitiva y coherente permite a los visitantes encontrar lo que buscan de forma rápida y sencilla, sin frustrarse ni abandonar el sitio. Por el contrario, una navegación confusa, compleja o inconsistente puede generar rechazo, confusión y pérdida de oportunidades.

Cuando un usuario llega a tu sitio web, es fundamental que encuentre la información que busca de manera eficiente. Una navegación bien estructurada organiza el contenido en categorías lógicas y jerárquicas, lo que facilita la exploración del sitio. Utilizar un menú claro y conciso en la parte superior de la página, enlaces relevantes en el pie de página y, si es necesario, menús secundarios desplegables, proporciona una guía clara para que los visitantes encuentren fácilmente lo que necesitan.

Además de la organización del contenido, es esencial mantener la coherencia en toda la navegación del sitio. Esto implica utilizar terminología consistente en los enlaces y evitar cambios drásticos en el diseño entre páginas. Una navegación coherente crea un ambiente familiar para el usuario, lo que le permite sentirse más cómodo y confiado mientras navega por el sitio.

Una navegación intuitiva también implica anticipar las necesidades del usuario y ofrecer opciones relevantes en cada paso del recorrido. Por ejemplo, si tienes una tienda en línea, incluir una función de búsqueda prominente puede ser de gran ayuda para aquellos usuarios que saben exactamente lo que buscan. Además, utilizar etiquetas descriptivas y categorías claras en el menú facilita la navegación para aquellos que prefieren explorar tus productos o servicios.

Es importante recordar que cada clic cuenta en la experiencia del usuario. Reducir la cantidad de pasos que un usuario debe dar para llegar a la información o completar una acción es clave para aumentar las conversiones. Si bien es tentador incluir abundante información en la página de inicio, esto puede abrumar al usuario y dificultar su experiencia. En lugar de eso, prioriza los elementos más importantes y utiliza enlaces o botones llamativos para dirigir a los usuarios hacia secciones específicas de tu sitio.

Además, no subestimes el poder de las pruebas de usuario. Realizar pruebas con usuarios reales antes de lanzar tu sitio web o hacer cambios importantes en la navegación puede proporcionar información valiosa sobre qué aspectos necesitan mejoras. Observar cómo los usuarios interactúan con tu sitio web, dónde encuentran obstáculos o confusiones y qué elementos les resultan más atractivos te permitirá tomar decisiones más informadas para optimizar la navegación y, en última instancia, mejorar la experiencia del usuario.

¿Cómo mejorar la navegación del sitio web y facilitar la búsqueda de información?

Aquí te damos 10 consejos que puedes aplicar en tu proyecto web:

1. Define la estructura y el contenido de tu sitio web antes de diseñar la navegación.

Piensa en las categorías, subcategorías y páginas que vas a incluir, y en cómo se relacionan entre sí. Usa un mapa del sitio o un diagrama de flujo para visualizar la jerarquía y el orden de la información.

Cuando te embarcas en la creación de un sitio web, es fundamental tener una visión clara de la estructura que deseas construir. Antes de sumergirte en el diseño y la navegación, dedica tiempo a la planificación y la organización del contenido. Define cuáles serán las categorías principales que englobarán la información relevante para tus visitantes. Estas categorías deben ser coherentes con los objetivos de tu empresa o emprendimiento, y reflejar los intereses y necesidades de tu audiencia.

Una vez que hayas establecido las categorías principales, es hora de pensar en las subcategorías y las páginas individuales que conformarán cada sección. Es importante que estas subcategorías estén relacionadas de manera lógica con la categoría principal a la que pertenecen. Esto permitirá a los usuarios encontrar fácilmente el contenido que buscan sin tener que navegar por menús complejos y confusos.

Un recurso valioso para visualizar y planificar la jerarquía de tu sitio web es el uso de mapas del sitio o diagramas de flujo. Un mapa del sitio es una representación gráfica de la estructura de tu sitio, mostrando todas las páginas y cómo se conectan entre sí. Los diagramas de flujo, por otro lado, se enfocan en las interacciones y opciones de navegación que tendrán los usuarios al explorar tu sitio. Ambos recursos te permiten tener una visión global y detallada de la organización del contenido, lo que te facilitará tomar decisiones más informadas sobre el diseño de la navegación.

Recuerda que la usabilidad y la experiencia del usuario son prioritarias en el diseño de la navegación de tu sitio web. Al planificar la estructura y el contenido con anticipación, estarás asegurándote de que los visitantes encuentren rápidamente lo que buscan y puedan navegar sin problemas. Además, una estructura bien organizada también beneficia el SEO (Search Engine Optimization), ya que los motores de búsqueda valoran sitios web con una arquitectura clara y coherente.

A medida que definas la estructura y el contenido de tu sitio web, también es un buen momento para pensar en la optimización para dispositivos móviles. Con un número cada vez mayor de usuarios que acceden a Internet desde sus teléfonos y tablets, es esencial asegurarse de que la navegación de tu sitio sea igualmente intuitiva en diferentes dispositivos. La adaptación a pantallas más pequeñas y la disposición de los elementos para una experiencia de usuario agradable en móviles son aspectos clave para aumentar la satisfacción de los visitantes y mantenerlos comprometidos con tu contenido.

2. Usa etiquetas descriptivas y precisas para los elementos de navegación.

Evita los términos genéricos, ambiguos o técnicos que puedan confundir a los usuarios. Elige palabras que reflejen el contenido de cada sección o página, y que sean fáciles de entender y recordar.

Cuando se trata de etiquetar los elementos de navegación en tu sitio web, la claridad es clave. Las etiquetas que utilizas en el menú principal, enlaces secundarios y enlaces internos deben ser lo suficientemente descriptivas para que los usuarios sepan exactamente qué pueden esperar encontrar al hacer clic en ellas. Evita utilizar términos genéricos o ambiguos que no aporten información específica.

Un error común es emplear jerga técnica o palabras poco familiares para etiquetar los elementos de navegación. Si bien es posible que estés muy familiarizado con la terminología de tu industria o negocio, los visitantes del sitio web pueden no comprender esos términos. Opta por palabras sencillas y comunes que sean fácilmente reconocibles para la mayoría de tu audiencia.

Además de ser descriptivas, las etiquetas también deben ser precisas y coherentes con el contenido de cada sección o página. Esto ayudará a los usuarios a encontrar la información que buscan de manera rápida y sin confusiones. Por ejemplo, si tienes una tienda en línea, utiliza etiquetas específicas para categorías de productos en lugar de términos vagos que no indiquen claramente qué tipo de productos se encuentran en cada sección.

Un enfoque útil para asegurarte de que tus etiquetas sean efectivas es ponerse en el lugar del usuario. Imagina que eres un visitante que llega a tu sitio web por primera vez y trata de identificar qué es lo que estás buscando. ¿Las etiquetas de navegación son lo suficientemente claras como para guiar a esa persona a las secciones relevantes? Si tienes dudas, es posible que necesites revisar y ajustar las etiquetas para mejorar la experiencia del usuario.

Una práctica recomendada es realizar pruebas con usuarios reales para evaluar la comprensión de las etiquetas de navegación. Puedes llevar a cabo sesiones de prueba en las que pides a participantes que realicen ciertas tareas en tu sitio web y observar si encuentran rápidamente lo que están buscando. Las pruebas de usabilidad te proporcionarán información valiosa sobre cómo los usuarios interactúan con las etiquetas y te ayudarán a identificar posibles áreas de mejora.

Recuerda que las etiquetas de navegación son como signposts que guían a los usuarios a través de tu sitio web. Al elegir palabras descriptivas y precisas, estarás facilitando la navegación y aumentando la satisfacción del usuario. Una navegación clara y bien etiquetada fomentará una experiencia positiva para los visitantes, lo que aumentará la probabilidad de que se conviertan en clientes leales y satisfechos con tu empresa o emprendimiento.

3. Crea un menú principal simple y visible.

El menú principal es el elemento de navegación más importante, ya que permite acceder a las principales secciones del sitio web desde cualquier página. El menú principal debe estar ubicado en un lugar destacado, como la parte superior o lateral de la página, y debe tener un número limitado de opciones (entre 5 y 7 como máximo). También debe ser responsive, es decir, adaptarse al tamaño y orientación de la pantalla del dispositivo.

Crea un menú principal simple y visible. El menú principal es el elemento de navegación más importante, ya que permite acceder a las principales secciones del sitio web desde cualquier página. El menú principal debe estar ubicado en un lugar destacado, como la parte superior o lateral de la página, y debe tener un número limitado de opciones (entre 5 y 7 como máximo). También debe ser responsive, es decir, adaptarse al tamaño y orientación de la pantalla del dispositivo.

El menú principal es el mapa que guía a los visitantes a través de tu sitio web, por lo que su diseño y ubicación son fundamentales para proporcionar una experiencia de usuario óptima. Al crear un menú principal simple y visible, estarás facilitando la navegación y ayudando a los usuarios a encontrar lo que buscan sin esfuerzo. Un menú abrumador con demasiadas opciones puede causar confusión y llevar a los visitantes a abandonar el sitio en busca de alternativas más fáciles de usar.

Al limitar el número de opciones en el menú principal, te aseguras de que cada elemento sea relevante y significativo para la audiencia. Es recomendable agrupar las secciones relacionadas bajo etiquetas claras y descriptivas. Por ejemplo, si tienes una tienda en línea, puedes agrupar todas las categorías de productos bajo un solo elemento del menú llamado “Tienda” o “Productos”, lo que facilitará la navegación y reducirá la carga cognitiva para los usuarios.

La ubicación del menú principal también juega un papel crucial en la navegabilidad del sitio web. Colocarlo en un lugar destacado, como la parte superior de la página o en un lateral bien visible, permite que los visitantes lo encuentren fácilmente sin tener que desplazarse demasiado. Además, asegúrate de que el menú sea siempre visible, incluso al hacer scroll, para que los usuarios puedan acceder a él en cualquier momento y en cualquier página del sitio.

La adaptabilidad del menú principal a diferentes dispositivos es esencial en la era móvil. Dado que un número significativo de usuarios accede a Internet desde sus teléfonos y tablets, es imprescindible que el menú se adapte al tamaño y orientación de la pantalla. Esto se conoce como diseño responsive, y garantiza que los visitantes puedan navegar cómodamente en dispositivos móviles sin tener que hacer zoom o desplazarse horizontalmente.

Recuerda que el objetivo principal del menú principal es facilitar la navegación y hacer que la experiencia del usuario sea agradable y eficiente. Al crear un menú simple, claro y visible, estarás proporcionando una guía clara para tus visitantes, lo que aumentará la probabilidad de que exploren más páginas de tu sitio y se conviertan en clientes potenciales. Tómate el tiempo para analizar la usabilidad del menú y realiza pruebas de usabilidad con usuarios reales para obtener retroalimentación valiosa y realizar ajustes que mejoren aún más la navegación del sitio web.

4. Añade un menú secundario o un breadcrumb si es necesario.

Un menú secundario o un breadcrumb son elementos de navegación complementarios que ayudan a los usuarios a orientarse dentro de una sección o página específica. Un menú secundario muestra las subcategorías o páginas relacionadas con la categoría actual, y suele estar situado debajo o al lado del menú principal. Un breadcrumb muestra la ruta o el camino que ha seguido el usuario desde la página de inicio hasta la página actual, y suele estar situado en la parte superior o inferior de la página.

A medida que los usuarios navegan por tu sitio web, es importante brindarles herramientas adicionales para facilitar su experiencia y ubicación dentro del sitio. El menú secundario es especialmente útil cuando una sección principal del sitio contiene múltiples subcategorías o páginas relacionadas. Al presentar un menú secundario, ofreces a los visitantes una vista rápida y clara de las opciones disponibles dentro de la categoría en la que se encuentran. De esta manera, pueden acceder directamente a la información que buscan sin tener que retroceder al menú principal.

Por otro lado, el breadcrumb, también conocido como “migas de pan”, es una valiosa herramienta de navegación que muestra la ruta recorrida por el usuario desde la página de inicio hasta la página actual. Cada elemento del breadcrumb es un enlace que permite a los usuarios regresar a niveles superiores de navegación. Por ejemplo, si un usuario se encuentra en la página de un producto específico, el breadcrumb mostrará la categoría a la que pertenece el producto y permitirá que el usuario regrese fácilmente a la página de inicio o a la categoría principal.

La inclusión de menús secundarios y breadcrumbs no solo mejora la navegación, sino que también brinda un sentido de orientación y contexto al usuario. Esto es especialmente valioso en sitios web con una estructura de navegación compleja, como tiendas en línea con múltiples categorías y subcategorías. Al ofrecer estas herramientas de orientación, estás reduciendo el riesgo de que los usuarios se sientan perdidos o desorientados en tu sitio, lo que aumenta la probabilidad de que permanezcan más tiempo y exploren más contenido.

Recuerda que, si bien los menús secundarios y breadcrumbs pueden ser muy útiles en ciertos casos, no siempre son necesarios en todas las páginas. Es importante evaluar cuidadosamente la estructura de tu sitio web y el nivel de profundidad que requieren tus secciones para determinar cuándo incluir estos elementos. Utiliza estas opciones de navegación de manera estratégica y enfócate en mejorar la experiencia del usuario en las áreas donde realmente aportan valor.

5. Incluye un buscador interno en tu sitio web.

Un buscador interno es una herramienta muy útil para facilitar la búsqueda de información, especialmente en sitios web con mucho contenido o con una estructura compleja. Un buscador interno permite a los usuarios introducir una palabra o frase clave y obtener resultados relevantes dentro del sitio web. El buscador interno debe estar visible y accesible desde todas las páginas, preferiblemente en la cabecera o el pie de página.

Un buscador interno es como el mapa de tesoro de tu sitio web, ya que ayuda a los usuarios a descubrir contenido relevante y específico de manera rápida y efectiva. En lugar de navegar manualmente a través de menús y categorías, el buscador interno permite a los visitantes buscar información específica directamente. Esta funcionalidad es especialmente valiosa en sitios web con extenso contenido, blogs con numerosas entradas, o tiendas en línea con una amplia variedad de productos.

Al implementar un buscador interno en tu sitio web, asegúrate de que sea fácilmente visible y accesible desde todas las páginas. Colocarlo en la cabecera o el pie de página es una práctica común, ya que estos lugares son visibles sin importar dónde se encuentre el usuario en el sitio. También es recomendable utilizar un icono reconocible, como una lupa, para identificar el buscador y animar a los usuarios a utilizarlo para sus búsquedas.

La eficacia del buscador interno radica en la calidad de los resultados que ofrece. Es fundamental optimizar la función de búsqueda para que entregue resultados precisos y relevantes a las consultas de los usuarios. Esto implica implementar técnicas de búsqueda avanzada y filtrado de datos para refinar los resultados y evitar que los usuarios se enfrenten a páginas irrelevantes o resultados poco precisos.

Además, el buscador interno puede ser una fuente valiosa de información sobre los intereses y necesidades de los visitantes. Al rastrear las palabras clave y las consultas más frecuentes realizadas por los usuarios, puedes obtener información sobre qué contenido es más demandado y qué áreas de tu sitio web pueden necesitar mejoras o mayor énfasis. Esta retroalimentación te permitirá ajustar tu estrategia de contenido y proporcionar una experiencia más personalizada y satisfactoria para los usuarios.

Una ventaja adicional de incluir un buscador interno es que contribuye al SEO (Search Engine Optimization) de tu sitio web. Los buscadores internos que ofrecen resultados precisos y relevantes fomentan una mayor interacción de los usuarios con el contenido, lo que puede mejorar la retención de los visitantes y el tiempo que pasan en el sitio. Los motores de búsqueda, como Google, valoran estas señales positivas y pueden considerar tu sitio web más relevante para ciertas palabras clave, lo que potencialmente mejora tu posición en los resultados de búsqueda.

6. Ofrece filtros, ordenación y paginación en las páginas con listados.

Las páginas con listados son aquellas que muestran varios elementos o resultados relacionados con una categoría o una búsqueda, como productos, servicios, artículos, etc. Para mejorar la navegación y la experiencia de usuario en estas páginas, es conveniente ofrecer opciones de filtros, ordenación y paginación. Los filtros permiten a los usuarios refinar los resultados según diferentes criterios, como precio, color, tamaño, fecha, etc. La ordenación permite a los usuarios ordenar los resultados según diferentes parámetros, como relevancia, popularidad, alfabético, etc. La paginación permite a los usuarios ver los resultados en varias páginas, evitando que se cargue demasiada información en una sola página.

Cuando los usuarios llegan a una página con listados, es probable que estén buscando algo específico entre una variedad de opciones. Aquí es donde los filtros juegan un papel esencial, ya que permiten a los visitantes refinar los resultados y encontrar exactamente lo que necesitan. Por ejemplo, en una tienda en línea, los usuarios pueden utilizar filtros para seleccionar productos en un rango de precios específico, filtrar por tallas disponibles o incluso elegir un color en particular. Los filtros brindan un sentido de personalización y ahorran tiempo a los usuarios al ofrecerles resultados más relevantes y acordes con sus preferencias.

La ordenación es otra característica valiosa en las páginas con listados. Una vez que los usuarios han aplicado los filtros deseados, la opción de ordenar los resultados según diferentes criterios les permite visualizar la información de manera más conveniente. Algunos usuarios pueden preferir ver los productos ordenados por relevancia para encontrar lo más destacado, mientras que otros pueden optar por ordenar por precio o por popularidad para tomar decisiones de compra informadas. La ordenación brinda flexibilidad y control a los usuarios, lo que contribuye a una experiencia de usuario más satisfactoria.

Además de los filtros y la ordenación, la paginación también es un elemento importante para optimizar las páginas con listados. Cuando los resultados son numerosos, mostrarlos todos en una sola página puede sobrecargar al usuario y hacer que la carga de la página sea lenta. La paginación divide los resultados en varias páginas, lo que facilita la exploración y evita la fatiga visual. Proporcionar un número adecuado de elementos por página, junto con botones claros para navegar entre las diferentes páginas, garantiza una experiencia de usuario más fluida y agradable.

Es importante mencionar que, al ofrecer estas opciones de navegación y filtrado, estás proporcionando una experiencia de usuario más atractiva y personalizada. Los usuarios valoran la capacidad de encontrar rápidamente lo que buscan y aprecian las herramientas que facilitan su exploración en tu sitio web. La inclusión de filtros, ordenación y paginación también puede aumentar el tiempo de permanencia en tu sitio, ya que los usuarios estarán más dispuestos a explorar y descubrir contenido relevante y de interés.

7. Utiliza enlaces internos para conectar las páginas entre sí.

Los enlaces internos son aquellos que dirigen a otras páginas dentro del mismo sitio web. Los enlaces internos son beneficiosos para mejorar la navegación y la usabilidad del sitio web, ya que permiten a los usuarios acceder a información relacionada o complementaria sin salir del sitio. Además, los enlaces internos también son beneficiosos para mejorar el posicionamiento SEO del sitio web, ya que ayudan a distribuir el link juice o autoridad entre las páginas.

Los enlaces internos son como puentes que conectan diferentes partes de tu sitio web, creando una red cohesiva de información y facilitando la exploración para los usuarios. Al utilizar enlaces internos estratégicamente, puedes guiar a los visitantes hacia contenidos relacionados, lo que enriquece su experiencia y aumenta el tiempo que pasan en tu sitio. Por ejemplo, si estás hablando de un tema específico en una página de tu blog, puedes enlazar otras publicaciones relacionadas que brinden información complementaria o que profundicen en aspectos relevantes, de esta manera, los usuarios podrán seguir explorando temas de su interés sin tener que buscar manualmente en diferentes secciones del sitio.

La navegación interna también contribuye a la retención de visitantes, ya que les proporciona una ruta clara y directa para acceder a contenido relevante. Si los usuarios encuentran que es fácil encontrar lo que buscan en tu sitio web, es más probable que regresen en el futuro. Por ello, es recomendable incluir enlaces internos en el contenido de tus páginas, siempre que sea relevante, y utilizar un lenguaje claro y descriptivo en el texto del enlace para indicar la temática de la página a la que se dirigirá el usuario al hacer clic.

En cuanto al aspecto SEO, los enlaces internos son una estrategia importante para mejorar la estructura y la autoridad de tu sitio web. Cuando una página tiene enlaces internos que apuntan a otras páginas dentro del mismo dominio, está compartiendo parte de su valor o link juice con esas páginas. Esto ayuda a que otras páginas sean más visibles para los motores de búsqueda, lo que puede mejorar su posicionamiento en los resultados de búsqueda. Además, los enlaces internos también facilitan la indexación del contenido por parte de los motores de búsqueda, ya que los robots de búsqueda pueden seguir estos enlaces para descubrir nuevas páginas y entender la relación entre ellas.

Al crear enlaces internos, asegúrate de evitar prácticas como el exceso de enlaces o el uso de palabras genéricas como “haz clic aquí”. En su lugar, utiliza enlaces relevantes y contextuales que describan claramente el contenido de la página a la que se dirigen. También es importante mantener la coherencia y la lógica en la estructura de enlaces, de modo que los usuarios puedan comprender la relación entre las diferentes páginas y secciones del sitio.

8. Crea una página de inicio atractiva e informativa.

La página de inicio es la primera impresión que recibe el usuario al entrar en tu sitio web, y por eso debe ser atractiva e informativa. La página de inicio debe transmitir el propósito, la identidad y el valor de tu sitio web, y debe invitar al usuario a explorar el resto del contenido. Para ello, puedes usar elementos como un título o slogan, un logo, una imagen o vídeo de fondo, un botón de llamada a la acción, un resumen de las principales secciones o servicios, testimonios, etc.

La página de inicio de tu sitio web es como la carta de presentación de tu empresa o emprendimiento en el mundo digital. Es el primer punto de contacto con los usuarios y es donde tienes la oportunidad de captar su atención e interés desde el principio. Para lograrlo, es esencial crear un diseño atractivo y visualmente impactante que refleje la personalidad y la identidad de tu marca. Utiliza colores, imágenes y elementos gráficos que estén alineados con tu imagen corporativa y que generen una impresión positiva en los visitantes.

Además del aspecto visual, es importante que la página de inicio transmita de manera clara y concisa el propósito y el valor de tu sitio web. Asegúrate de incluir un título o slogan destacado que resuma la esencia de tu negocio o proyecto. Este mensaje debe ser claro y persuasivo, capturando la atención de los usuarios y comunicándoles por qué tu sitio web es relevante y valioso para ellos.

Un elemento fundamental en la página de inicio es el logo de tu empresa o proyecto. El logo es una representación gráfica de tu marca y es fundamental para crear una identidad visual sólida y reconocible. Coloca el logo en un lugar destacado, preferiblemente en la parte superior de la página, para que los usuarios lo identifiquen rápidamente y asocien el sitio web con tu marca.

El uso de elementos multimedia, como imágenes o videos de fondo, puede ser muy efectivo para captar la atención de los usuarios y transmitir mensajes de manera visual y atractiva. Sin embargo, es importante asegurarse de que estos elementos sean relevantes y estén en sintonía con el contenido de la página de inicio. Evita utilizar imágenes o videos que distraigan o confundan a los visitantes, y en su lugar, opta por aquellos que refuercen el mensaje y la propuesta de valor de tu sitio web.

Incluir un botón de llamada a la acción (CTA) en la página de inicio es una estrategia clave para invitar a los usuarios a tomar acción. El CTA debe ser claro, específico y persuasivo, y puede estar vinculado a acciones como “Comprar ahora”, “Suscribirse”, “Saber más”, o cualquier otra que sea relevante para tu sitio web y tus objetivos. Al utilizar un CTA atractivo y bien ubicado, estás motivando a los usuarios a continuar su navegación y explorar más contenido o realizar acciones que te beneficien, como suscribirse a tu boletín o realizar una compra.

Otro elemento que puede enriquecer tu página de inicio son los testimonios de clientes satisfechos. Los testimonios son una forma poderosa de generar confianza y credibilidad, ya que demuestran que otros usuarios han tenido experiencias positivas con tu empresa o emprendimiento. Incluye testimonios breves y auténticos que destaquen los beneficios y la satisfacción que han experimentado tus clientes al utilizar tus productos o servicios.

9. Crea una página de contacto accesible y completa.

La página de contacto es una de las más importantes para generar confianza y fidelidad en los usuarios, ya que les permite comunicarse contigo y resolver sus dudas o problemas. La página de contacto debe estar accesible desde todas las páginas, preferiblemente en el menú principal o en el pie de página. La página de contacto debe incluir toda la información necesaria para contactarte, como tu dirección, teléfono, email, redes sociales, formulario de contacto, mapa, horario, etc.

La página de contacto es un punto clave de interacción entre tu empresa o emprendimiento y los usuarios. Es el canal directo para que los visitantes se comuniquen contigo, lo que puede resultar en valiosas oportunidades de negocio, así como en la resolución de inquietudes y el fortalecimiento de relaciones con los clientes. Al garantizar que la página de contacto sea accesible desde todas las páginas del sitio, estás demostrando que te preocupas por la satisfacción del cliente y que estás dispuesto a escuchar y responder a sus necesidades de manera rápida y eficiente.

Además de su función práctica, la página de contacto también es una oportunidad para proyectar una imagen profesional y confiable. Asegúrate de incluir toda la información relevante para que los usuarios se sientan seguros al contactarte. Proporciona tu dirección física, número de teléfono y dirección de correo electrónico, de manera que los visitantes tengan diferentes opciones para ponerse en contacto contigo. También es importante incluir enlaces a tus redes sociales, lo que permite a los usuarios conocer más sobre tu empresa y conectarse contigo en otras plataformas digitales.

Un formulario de contacto bien estructurado es una herramienta valiosa para facilitar la comunicación entre tú y tus clientes. Asegúrate de que el formulario sea claro, sencillo y fácil de completar. Incluye campos relevantes como el nombre, correo electrónico y el mensaje, y evita requerir demasiada información que pueda resultar abrumadora para los usuarios. También es útil añadir un mensaje de agradecimiento después de enviar el formulario, para confirmar que la consulta ha sido recibida correctamente.

Si tienes una ubicación física o una tienda física, incorporar un mapa en la página de contacto puede ser muy útil para que los usuarios te encuentren fácilmente. El mapa proporciona una referencia visual de tu localización y puede incluir detalles sobre cómo llegar desde diferentes puntos de referencia. Además, si tienes diferentes sucursales o puntos de venta, asegúrate de proporcionar información específica para cada ubicación.

Otro aspecto importante a considerar en la página de contacto es el horario de atención al cliente. Informar a los usuarios sobre los días y horas en los que pueden comunicarse contigo es esencial para evitar posibles frustraciones. Si tienes un horario especial o días de cierre, asegúrate de reflejarlo claramente en la página de contacto.

10. Crea una página de error 404 personalizada y útil.

La página de error 404 es la que se muestra cuando el usuario intenta acceder a una página que no existe o que ha sido eliminada. En lugar de mostrar una página genérica y aburrida, puedes crear una página de error 404 personalizada y útil que mantenga el diseño y el estilo de tu sitio web, que explique al usuario qué ha ocurrido y por qué, y que le ofrezca opciones para volver al sitio web o buscar otra información, como un enlace a la página de inicio, un buscador interno, un menú de navegación, etc.

La página de error 404, también conocida como “página no encontrada”, es una parte inevitable de cualquier sitio web. Aunque puede ser frustrante para los usuarios encontrarse con este mensaje de error, es una oportunidad para demostrar profesionalismo y preocupación por su experiencia. Al personalizar la página de error 404, estás transmitiendo un mensaje amigable y orientado al cliente, mostrando que te importa su experiencia en tu sitio web y que te esfuerzas por proporcionar soluciones incluso cuando algo no funciona como se esperaba.

Al crear una página de error 404 personalizada, asegúrate de mantener la coherencia en el diseño y el estilo de tu sitio web. Utiliza los mismos colores, fuentes y elementos gráficos que aparecen en el resto del sitio para que el usuario sepa que sigue dentro del mismo entorno digital. Esto evita que los visitantes sientan que han llegado a un lugar completamente diferente y les ayuda a mantener una conexión con tu marca, incluso en momentos de confusión.

La claridad en la explicación del error es fundamental en la página de error 404 personalizada. Utiliza un lenguaje sencillo y amigable para explicar al usuario qué ha sucedido y por qué han llegado a una página de error. Puedes utilizar frases como “Lo sentimos, la página que estás buscando no existe” o “Parece que algo salió mal, esta página no está disponible”. Evita tecnicismos o mensajes técnicos que puedan confundir aún más al usuario y, en su lugar, brinda una explicación comprensible y tranquilizadora.

Además de la explicación del error, es esencial ofrecer opciones y soluciones para que el usuario pueda continuar navegando en tu sitio web. Proporciona enlaces a las páginas más importantes, como la página de inicio o las categorías principales, para que los usuarios puedan retomar su recorrido y encontrar contenido relevante. Incluir un buscador interno en la página de error 404 también es muy útil, ya que permite a los usuarios realizar una búsqueda específica para encontrar la información que estaban buscando inicialmente.

Una estrategia adicional es utilizar un poco de humor o creatividad en la página de error 404. Aunque la situación puede ser frustrante, un mensaje divertido o ameno puede aliviar la tensión y hacer que los usuarios se sientan más relajados. Sin embargo, ten en cuenta que el humor debe ser adecuado y coherente con la imagen de tu marca, evitando cualquier cosa que pueda resultar ofensiva o inapropiada.

Estos son algunos consejos para mejorar la navegación del sitio web y facilitar la búsqueda de información. Espero que te hayan sido útiles y que los pongas en práctica en tu proyecto web. Si tienes alguna duda o sugerencia, puedes dejarme un comentario. ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NO TE PIERDAS NADA

Sé el primero en recibir en tu correo las actualizaciones de AWEC y nuestros Aliados

Cada semana un contenido inédito que te ayudará a mejorar tu negocio y sus procesos de cara a la transformación digital que requieres.

#CooperativismoDigital

¡No hacemos spam! Lee nuestra Aviso de Privacidad para obtener más información.

AWEC Inicio Zona Asesores AWEC
AWEC
Tu Tecnología, Tu Éxito, Tu Ciudad
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram